Biblioteca digital de PRL
« Back

DIAZ HERNANDEZ, Matilde C.; BORGES DEL ROSAL, África; VALADEZ SIERRA, María de los Dolores (2013). Evaluación de la conducta del docente : una propuesta para el diagnostico del burnout

DIAZ HERNANDEZ, Matilde C.; BORGES DEL ROSAL, África; VALADEZ SIERRA, María de los Dolores (2013). Evaluación de la conducta del docente : una propuesta para el diagnostico del burnout

DÍAZ HERNÁNDEZ, Matilde C.; BORGES DEL ROSAL, África; VALADEZ SIERRA, María de los Dolores. Evaluación de la conducta del docente : una propuesta para el diagnostico del burnout. [online]. En Aportes interdisciplinarios en el ejercicio profesional de la salud mental. Guadalajara (México): Universidad de Guadalajara, 2013. 166-177. ISBN 978-607-450-819-2  [Consulta 18.10.2013]

"Burnout es un término anglosajón introducido por Freudenberger (1974) y difundido por Maslach y Jackson (1981), que destacan tres dimensiones derivadas del estrés crónico y cuyos rasgos principales son cansancio físico y/o psicológico (agotamiento emocional), una actitud fría y despersonalizante en relación con los demás y un sentimiento de inadecuación al puesto de trabajo (Guerrero y Rubio, 2005). Comprende una serie de alteraciones físicas, conductuales y emocionales, y se agrupan en cuatro áreas que abarcan síntomas psicosomáticos, conductuales, emocionales y defensivos (Guerrero y Vicente, 2001). La profesión de docente universitario se ha considerado, desde hace tiempo, muy estresante (Calvete y Villa, 1999). El colectivo de la enseñanza universitaria es uno de los más afectados por estrés laboral, siendo esta causa el 50% de las bajas laborales en la Unión Europea (Guerrero y Rubio, 2005). En el caso del docente universitario español, la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior hace que el profesorado deba adaptarse a unos cambios importantes, sin un incremento de la financiación, en cortos periodos de tiempo y sin disminución del número de alumnos en el aula (Avargues y Borda, 2010). Por ello, no es improbable que pueda abocar a una situación de estrés laboral, lo que va exigir poner a punto sistemas de evaluación y sistemas de intervención. La evaluación del Síndrome del Burnout se ha realizado a través de distintos tipos de técnicas, como son la observación sistemática, las entrevistas estructuradas y los cuestionarios o autoinforme, siendo estos últimos los más utilizados por los investigadores. Como ejemplo cabe citar la Escala Mexicana de Desgaste Ocupacional, de Uribe (2010). No obstante, la recogida de datos por autoinforme plantea dificultades, ya que requiere de otros datos objetivos para confirmar y ampliar los resultados (Martínez, 2010). Como contrapartida, la valoración de la conducta en el aula permite una confrontación objetiva y una triangulación de su percepción para el análisis de su comportamiento. La metodología observacional es el procedimiento más adecuado para el estudio de la conducta, suponiendo una estrategia muy válida para el estudio del comportamiento en el aula (Anguera, 2010). En este trabajo se analiza la conducta del profesor, durante su desempeño docente y de su alumnado." [p. 166]